Historia de Senegal

Los Toucouleur, fueron de los primeros habitantes senegaleses en convertirse al Islam en el siglo 11, pero aun así retienen fuertes creencias animistas. Los portugueses tenían algunas estaciones a orillas del río Senegal en el siglo 15. El primer asentamiento francés se hizo en Saint-Louis en 1659. La Isla de Gorée en Dakar se convirtió en un importante enclave para el comercio de esclavos en el Atlántico desde el 1700. Millones de africanos fueron trasladados desde allí al Nuevo Mundo. Los británicos tomaron partes de Senegal en diversas ocasiones, pero los franceses lo retomaron en 1840 y lo convirtieron en parte del África occidental francesa en 1895. En 1946, junto con otras partes del África occidental francesa, Senegal se convirtió en un territorio ultramar de Francia. El 20 de junio de 1960, se formó una república independiente federado con Malí, pero la federación se derrumbó a los cuatro meses.

Senegal no es un gran país estratégicamente debido a su localización, no obstante, ha desempeñado un papel prominente en la política africana desde su independencia. Como nación negra con más del 90% de religion musulmana, Senegal ha sido un puente diplomático y cultural entre el Islam y el Africa negra. Senegal ha mantenido más vínculos económicos, políticos y culturales con Francia que probablemente cualquier otra ex-colonia francesa en África.

El primer presidente de Senegal, Léopold Sédar Senghor, centrado en la vida política del país hasta su retiro voluntario en 1981. Sustituyó la democracia multipartidista por un régimen autoritario. El aclamado poeta, Senghor trató de convertirse en un “negro de piel francés”, una búsqueda que finalmente descubrió ser imposible. Partidario del “socialismo africano”, Senghor aumentó la participación del Gobierno en la economía a través de una serie de planes de cuatro años.

En 1973, Senegal y otros seis países crearon la Comunidad Económica del África Occidental. Con el aumento de los precios del petróleo y las fluctuaciones en el precio del maní, un importante cultivo de exportación, arruinó la economía en el decenio de 1970, Senghor invertió curso. Hizo hincapié en las nuevas industrias como el turismo y la pesca. Políticamente, la llamada revolución pasiva permitió limitada oposición.

La economía continúaba estancada, y con ella la popularidad de Senghor. Dimitió después de 20 años al timón a favor de su protegido, Abdou Diouf. Diouf, que condujo al país durante los próximos 20 años, inició además la liberalización económica y política, incluida la venta de las empresas y permitiendo la existencia de partidos políticos. En marzo de 2000, el partido de la oposición liderado por Abdoulaye Wade ganó el 60% de los votos en elecciones multipartidistas. Diouf quedo de lado en lo que fue aclamado como una rara transición sin tropiezos del poder en África. En Enero de 2001, lo senegaleses votaron por una nueva Constitución que legalizó los partidos de la oposición y concedió igualdad de derechos a hombres y mujeres.

En Septiembre de 2002, 1863 pasajeros perdieron la vida cuando el ferry estatal Joola se hundió. El gobierno aceptó la responsabilidad por el desastre.

El presidente retiró al Primer Ministro Idrissa Seck, en abril de 2004. Seck es consideradó rival de Wade. Wade fue elegido para un segundo mandato en febrero, teniendo alrededor del 56% de los votos. Seck quedó en segundo lugar, con alrededor del 15%. Wade obtuvo facilmente la victoria, sin embargo, sus opositores lo acusaron de corrupción y el electorado ha crecido impaciente con el lento crecimiento en el número de puestos de trabajo.