Isla de Gore

Isla goree senegal casa esclavos

A unos veinte minutos de viaje desde Dakar encontramos la isla de Gorée, profundamente enraizado en la historia de la trata de esclavos. Desde el comienzo del XVI hasta mediados del siglo XIX, hombres, mujeres y niños se reunieron en este pequeño pedazo de tierra, encerrados en las celdas antes de ser enviadas hacia el Nuevo Mundo.

La isla estuvo en posesión de los portugueses, los holandeses, los franceses, los británicos y de todos los que participaron en el comercio. Fuertes cañones son testimonio del violento pasado de esta isla.

La mayoría de los edificios fueron utilizados como almacenes o casas de esclavos. Algunos se han convertido en museos.

Puerta-del-no-retorno-isla-goree

El más famoso es “La Casa de los Esclavos” que se utilizó para almacenar hasta doscientos cautivos. Sus celdas pueden ser visitadas, como también el apartamento de los comerciantes de esclavos. Desde la “puerta del no retorno” innumerables senegaleses capturados dieron un último vistazo a su patria antes de embarcar en los barcos de esclavos.